Los algoritmos de asignación en recogida de almacén, En este artículo trataremos la importancia de un sistema de gestión de almacenamiento personalizado que como resultado brindan un mejor servicio al cliente logrando controlar pedidos o la cantidad de productos en almacén reduciendo los costes y la productividad mediante una mejora continua de la gestión y de la productividad de los procesos.

Los algoritmos de asignación en recogida de almacén

Written by on 10 junio, 2020

Aplicar algoritmos de asignación en recogida de almacén mediante métodos FIFO/LIFO son técnicas logísticas eficaces utilizadas para evaluar la gestión de almacenes para distribuir los productos, también permiten valorar el coste de las mercancías vendidas y el inventario final.

Trataremos la importancia de un sistema de gestión de almacenamiento personalizado que como resultado brindan un mejor servicio al cliente logrando controlar pedidos o la cantidad de productos en almacén reduciendo los costes y la productividad mediante una mejora continua de la gestión y de la productividad de los procesos.

Un buen manejo de la información de las operaciones realizadas en la empresa mediante el departamento de logística mediante un software especializado para la determinada industria ERP, significa una buena producción además de garantizar la máxima satisfacción del cliente la eficiencia de la empresa.

Existen distintos métodos de valoración de inventarios aplicados que se realizan mediante algoritmos de asignación según la prioridad respecto a la entrada de las mercancías.

Lo primero que necesitamos realizar antes de pensar en los algoritmos es analizar la actividad de nuestro almacén.

¿Cómo analizar la actividad de mi almacén?

Se puede analizar la actividad de un almacén mediante la estrategia ABC que consiste en dividir las referencias en 3 grupos (A,B,C).

El primer grupo representa aproximadamente el  20% de las referencias, constituyen  alrededor del 80% de la actividad del almacén, son denominados como artículos de alta rotación, es decir, su permanencia en el almacén es pequeña. Por consiguiente grupo A.

El segundo grupo engloba las referencias o rotaciones intermedias. Denominado el grupo B.

Finalmente el tercer grupo a menudo comprende el 50% de las referencias y constituye únicamente el 10% de los movimientos, son denominados como artículos de baja rotación. Por consiguiente grupo C.

La estrategia ABC es una pista a la que se debe dar prioridad en la búsqueda de productividad en un almacén.

Sin embargo existen funciones y actividades del almacén que al momento de aplicar la estrategia ABC no cubre otras funciones necesarias que no son tomadas en cuenta por el método.

Para evitar el deterioro de la imagen de marca  es necesario utilizar  un “SGA” o “sistema de gestión de almacenes” personalizado ya que la gravedad del descuido y la aplicación errónea de un sistema de gestión almacenes no personalizado produce:

  • Deterioro del producto.
  • Acumulación de Stock caducado.
  • Obsolescencia prematura.
  • Costo de devoluciones de los clientes.
  • Demanda insatisfecha.
  • Intoxicaciones alimentarias.

A partir de allí podemos evaluar los diferentes métodos y algoritmos de asignación.

 

El método FiFO en almacén (First in, First Out)

Este método se basa en la interpretación lógica del flujo de las unidades en el sistema de inventario, por ende el costo de las últimas compras es el costo de las existencias, en el mismo orden en que ingresaron al almacén.

Tomando prioridad  a los productos que llevan más tiempo guardados evitando que queden obsoletos en el almacén.

Pero ante la presencia de productos con una fecha de caducidad o perecederos,  el término FIFO resulta incompleto  y debe transformarse para la incorporación de este tipo de productos creando el método FEFO.

Considerando elementos tales como:

  • Fecha de caducidad.
  • Fecha de creación del lote (alta en el sistema).
  • Antigüedad (entrada en el almacén).

 

Ejemplo FIFO

Una empresa que se dedica a la compra y distribución de televisores. Aquí se encuentra un vistazo de lo que le ha costado a la empresa construir su inventario desde que abrió su tienda:

Mes Cantidad Precio pagado
Octubre 100 televisores 50€ p/u
Noviembre 100 televisores 85€ p/u
Diciembre 100 televisores 100€ p/u

En este ejemplo, la empresa elige realizar su inventario el 1º de enero para calcular el costo de los bienes vendido el año anterior. La empresa vendió 80 televisores hasta ahora.

El calculo de los bienes vendidos resulta siendo el siguiente:

80 x 50€ = 4000€

Debido a que “DISOMA” utiliza el método FIFO, considera el costo más antiguo que llega a ser de € 50.00 por unidad.

El método FEFO en almacén (First Expires, First Out).

A diferencia del método FIFO, toma prioridad a los productos dependiendo del lote, organización, creación y antigüedad, para que los primeros productos en salir sean los productos con su fecha de caducidad más próxima.

De esta manera organizamos dinámicamente el almacén respecto a los productos.

La incorporación de elementos y la asignación de ubicaciones o zonificación, el punto de partida, el punto de llegada y la implementación de estanterías dinámicas conforman uno de los elementos clave a la hora de minimizar los tiempos de recorrido y el costo.

Logrando:

  • Minimizar manipulaciones y recorridos.
  • Maximizar ocupación de espacio. 
  • Localización fácil de producto.
  • Seguridad para personal y mercancías.
  • Flexibilidad de adaptación ante posibles cambios.
  • Facilidad de control.

¿Cuando utilizar FIFO/FEFO?

Debemos aplicar el método de acuerdo a la relación con el tipo de mercado y de producto. De esta manera los productos con una fecha de caducidad determinada y perecederos (alimentos, medicamentos, cosméticos) tendrán parámetros establecidos para asegurar que la primera mercancía sea la primera en salir.

Existen productos que también están sujetos a la prioridad de salida y por el contrario carecen de caducidad expresa porque se rigen por parámetros diferentes sin embargo pertenecen al mismo proceso.

Los textiles por ejemplo, carecen de caducidad determinada a pesar de ello dependen de la estaciones del año y su impacto en la moda.

Del mismo modo sucede con productos tecnológicos que tienden a ser obsoletos sujetos a una devaluación de precio.

Por este motivo es importante organizar el almacén siguiendo los parámetros de acuerdo al producto

¿Cómo diferenciar la aplicación del método FIFO/FEFO?

Los almacenes que se rigen mediante el método FIFO no presentan caducidad expresa en su producto por lo tanto su consumo se enfatiza a la demanda del producto basado en la moda, temporada o región de acuerdo al caso en específico dando prioridad a esta mercancía.

Por el contrario los almacenes sujetos a un método FEFO presentan una caducidad expresa o un tiempo de consumo preferente por lo tanto es necesario brindar prioridad a los productos con fechas de caducidad más próximas para su distribución.

 

El Método LIFO en almacén  (Last In, First Out)

Este método de valoración se basa en los últimos artículos que entraron a formar parte del inventario, son los primeros en venderse, en función del costo unitario, esto quiere decir que el flujo físico es irrelevante.

Al momento de aplicar este método es importante tomar en cuanta que el costo unitario de las últimas entradas sea el que se aplique a las primeras salidas.

A comparación del método FIFO/FEFO los productos son ajenos a la obsolescencia, a caducar o perecer ya que cuentan con un característica homogénea.

¿Cómo aplicar el LIFO ?

Para la aplicación del método LIFO es necesario calcular el costo de los bienes vendidos, determinando el costo del inventario más reciente. Multiplicado por la cantidad de inventario vendido.

Al igual que con FIFO, si el precio para adquirir los productos en el inventario fluctúa durante el período de tiempo específico o determinado en relación al tipo de producto se debe tener en cuenta el calculo del costo de los bienes vendidos.

Ejemplo LIFO:

Continuando con el mismo ejemplo la empresa eligió un mal momento para entrar en el negocio de televisores. Los costos de comprar televisores para su inventario aumentaron drásticamente durante el otoño, como lo demuestra el “precio pagado” por televisor en noviembre y diciembre. Entonces, la empresa decide usar el método LIFO, lo que significa que usará el precio que le costó comprar televisores en diciembre.

El cálculo de los bienes vendidos es el siguiente:

80 x 100€ = € 8,000€

Debido a que la empresa sigue el método LIFO, está usando el costo más reciente de 100€ por televisor en el cálculo.

Aunque el uso del método LIFO reducirá sus ganancias entonces también significa que la empresa obtendrá una exención de impuestos (dependiendo del país y sus normas tributarias) ya que los 220 televisores que la empresa aún no ha vendido se considerarían aún inventario.

La diferencia lógica entre el cálculo LIFO y FIFO es de 4000€.

Esa diferencia se llama reserva LIFO que es la cantidad por la cual se ha diferido el ingreso imponible de una empresa mediante el método LIFO.

Por tanto cada sistema de gestion de almacén es diferente y requiere de algoritmos aplicados en cada caso en concreto.

 

Las ventajas de los algoritmos de asignación utilizando un SGA personalizado  

La importancia de una correcta aplicación de los métodos de valoración de inventarios es vital para la empresa como también la correcta aplicación SGA” o “sistema de gestión de almacenes”. Por tanto los directivos corporativos y los inversores revisan constantemente con cuidado el valor de los inventarios de las compañías para determinar qué tan rápido las mismas venden los productos que producen o distribuyen .

Un inventario en crecimiento significa que la compañía no está produciendo los bienes que los consumidores quieren o una mala distribución, además reduce el flujo monetario de la compañía porque tener un inventario creciente requiere dinero. También la aplicación de un sistema de almacenamiento eficaz reduce el coste logísticos.

El manejo adecuado de logística permite reducir el coste de almacenamiento y transporte como también a nivel global la distribución de almacén y la aplicación de algoritmos de asignación en recogida optimiza al máximo los niveles de desplazamiento del material con un claro impacto en reducción de tiempos de proceso.

Como resultado de la aplicación de un sistema SGA personalizado se reducen los costes al mismo tiempo de mejorar la gestión y la productividad de los procesos.

¡Optimicé su SGA!

Para la optimización de un sistema de almacenamiento personalizado

Me interesa saber más

Para tener informaciones especificas en mi industría, rellenar los campos siguientes :
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.


Tagged as , ,





Search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies