Tipos de almacenes y sus secretos

Written by on 21 agosto, 2019

La comercialización de bienes te obliga a emplear medios de distribución donde descubres los distintos tipos de almacenes y su forma de almacenamiento. Sabes que los objetivos son básicamente vencer los límites de la distancia y tiempo para cerrar una operación. Pues entonces, la primera evidencia de la solución encontrada está en la modalidad de almacén que apliques.

¿Cuántos tipos de almacenes existen?

La disposición o layout de almacenes es el primer paso para hacer llegar una mercancía. Pero el grado de satisfacción del cliente va a estar condicionado por el tiempo limitado y las garantías. Esta es la clave para que entiendas las variedades de tipologías y la importancia de la innovación en logística.

Los tipos de almacenamiento que existen quedan determinados por la naturaleza de los productos. Asimismo, por las distancias medias de transporte y las velocidades en el cierre de las operaciones comerciales. La automatización, además, añade un componente de rentabilidad económica decisiva para la marcha del negocio.

¿Cuáles son los tipos de almacenes?

Las categorías principales de los tipos de almacenamiento atienden generalmente a las características de los productos, la función que desarrollan, el grado de automatización y el tipo de recinto. Las solemos agrupar en las siguientes:

Según la mercancía

  • Materias primas. Son el resultado de la actividad industrial y comercial en el sector primario. Acostumbran a ser divisiones volumétricas o de peso de estas materias empleadas en otros sectores de la economía. También, en menor medida, están destinadas directamente a los consumidores.
  • Recursos materiales para la producción. La especialización económica hace necesario que en muchos casos intervengan distintos agentes para un mismo producto final. En las fases intermedias se producen estos bienes que pueden exigir una distribución just in time.
  • Recursos materiales complementarios para comercializar con un principal. Los envases, por ejemplo, son elementos separables de una mercancía final pero para el consumidor forman una unidad total. Los contenedores de aerosoles en la industria química sirven como muestra en este caso.
  • Almacenes de productos terminados. Como en la fabricación de alimentos que deben sortear el intervalo de tiempo entre su elaboración y el posterior consumo humano. En el almacén necesitas un control exhaustivo de las condiciones ambientales y sanitarias. Sobre todo temperatura, humedad y exposición a la luz.
  • Almacenes de utilidades, repuestos o refacciones. En la fábrica de una empresa para la fabricación del automóvil consideran ofrecer la reposición de partes dañadas.

Según la función que desarrollan

  • Almacén central. Es muy importante en el proceso de distribución ya que guarda los productos terminados y los dirige a nuevos almacenes según se demandan. Su cercanía al centro de producción hacen que sean un punto clave para la estrategia de distribución.
  • Almacén regional. Son los encargados de recibir los productos desde el almacén central y acercarlos hasta el consumidor final. Por tanto su ubicación es cercana a los centros de consumo.
  • Almacén de tránsito. Su función es guardar la mercancía que se transporta desde una central hasta un centro de consumo. Generalmente está situado en un punto intermedio y su diseño permite la entrada de una gran cantidad de mercancía.
  • Almacén temporal. Se utilizan para almacenar el stock de forma temporal ante los picos de demanda que puede tener un bien. Este tipo de almacén están relacionados con la temporalidad de los productos.

Según el grado de automatización

  • Almacén automático. La principal características es que todos los procesos están automatizados con IA. Facilitan las tareas de selección, transporte y envío de los productos.  Los almacenes automáticos hacen que el envío de pedidos sea rápido y seguro, evitando errores humanos.
  • Almacén tradicional. Están compuestos por estanterías que con la carga almacenada no pueden superar los 8 metros de altura. Los procesos se realizan de forma manual aunque se utiliza maquinaria para realizar las tareas, aunque no son sofisticados.

Según el tipo de recinto

  • Almacén cubierto o interior. Los productos están protegidos en un almacén, nave o centro de distribución, contra los agentes atmosféricos. Además, permite dar el cuidado adecuado a los productos (iluminación, temperatura, etc.).
  • Almacén abierto o exterior. Los productos se encuentran en un espacio abierto, generalmente delimitado por vallas o cercas. Este tipo de almacenes son utilizados para productos que pueden permanecer a la intemperie sin deteriorarse.

¿Qué tipo de almacén utilizan las grandes marcas?

Cuando una empresa de referencia en su sector elige un sistema informático, una tecnología no lo hace al azar. Lo mismo pasa con su sistema de gestión de almacenes, allí se traduce la estrategia de su logística.

Bimbo

Es un referente en el sector de la alimentación por los grandes almacenes para materias primas y elaboradas. El almacén automático de esta compañía cumple tres funciones fundamentales para su estrategia: máximas garantías sanitarias, gran capacidad de producción y servicio, y rapidez en la distribución.

Coca-cola

La logística es el aspecto más importante para la rentabilidad después del marketing. El manejo de los centros de producción próximos al consumidor favorecen un ajuste muy delicado y preciso a la demanda. Sin esa capacidad, el manejo de stocks sería un grave problema.

Walmart

Es el empleador número uno de las compañías privadas de los Estados Unidos. Esta capacidad económica no sería posible sin una infraestructura de almacenes perfectamente engrasada. El manejo de materiales de volumen y peso diverso es un reto añadido al almacén automático.

Amazon

Quizás sea la vanguardia en lo referente a la innovación, aunque tampoco se desprende de miles de técnicas avaladas por la tradición. El robot industrial para almacén no puede encontrar un promotor mayor. Si algo sirve a Amazon es que con el tiempo se impone en cualquier sector afín.

¿Qué indicadores se utilizan en el almacén?

El manejo ágil y experto del inventario es el principal secreto del buen funcionamiento de un almacén. Los flujos de entrada y salida no pueden quedar bajo la dirección de un automatismo sin control.

Por eso estás obligado a usar algunas medidas con las que puedas ir tomando correcciones antes de llegar a una situación crítica, bien sea por falta de existencias o por agotamiento del espacio físico para almacenar.

En cada industria hay métricas específicas para la toma de decisiones y la eficiencia del negocio. Pero los siguientes indicadores resultan fundamentales y comunes a la mayor parte de empresas que usan logística:

  • Tasa de rotación: es la demanda total sobre un stock medio para un período de tiempo determinado.
  • Tasa de cobertura: indica el tanto por ciento consumido del stock medio y que podría responder a la demanda media en un intervalo de tiempo.

¿Qué tipos de almacén general de depósito existen?

Los almacenes de depósito se pueden clasificar en función de varios criterios.

  • Por el producto que almacenan: son especialmente importantes aquellos que cuyos productos requieren un cuidado especial. Los productos químicos, por ejemplo, deben guardar reglamentos de seguridad que aconsejan depósitos separados y diferenciados.
  • Por la zona que pretenden cubrir en actividades logísticas. Son depósitos dimensionados para el área geográfica que cubren.
  • Por la actividad a la que dan soporte. Principalmente aparecen en los almacenes de materias necesarias para la producción.

¿Cuáles son los tipos de almacenes según su grado de automatización?

El grado de automatización de un almacén es una realidad cambiante en la que las categorías no están muy marcadas. Pero a grandes rasgos distinguimos las siguientes:

  1. Almacenes dependientes de un mantenimiento básicamente humano.
  2. Almacenes con operarios pero muy mecanizados para tareas rutinarias de manejo de productos. Aquí, el movimiento del palé es la tarea básica de las máquinas. Queda lejos aún de las automatizaciones de almacén.
  3. Almacenes con grandes infraestructuras tecnológicas pero que requieren una asistencia humana. Los operarios manejan el control de las operaciones pero básicamente todas se encuentran automatizadas. Con seguridad cuentan con sistemas de gestión de almacenes como software integrado en el edificio.
  4. Almacenes prácticamente autónomos donde las labores de control pueden ser dirigidas a distancia. Es el camino hacia el que vamos y para muchas empresas la única alternativa frente a la competencia.

Conclusión

El almacenamiento de productos tiene una repercusión económica muy grande para la economía de las compañías. La elección de un buen sistema de gestión de almacenes tiene un coste incomparable a los beneficios que de él obtienes.

Existen una amplia variedad de tipos de almacenes, tener claras cuáles son las necesidad de tu negocio facilita la elección. ¿No sabes cuál es el mejor almacén para tu negocio? Si buscas asesoramiento, en Acacia Technologies te contamos todos los secretos para que aciertes seguro.

Me interesa saber más

Para tener informaciones especificas en mi industría, rellenar los campos siguientes :
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.


Tagged as , , , , , , , , , , , , , , , ,





Search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies