Cuándo cambiar a un almacén automático: tipos, ventajas y ejemplos

Written by on 14 agosto, 2019

La actividad de las empresas a la vanguardia en su sector depende, muchas veces, de un almacén automático. Que funciona mediante un SGA y permite maximizar la productividad.

Este es un punto central en las ideas de la logística moderna. En pocos años cualquier otra alternativa será un recuerdo del pasado debido al impacto económico de las tecnologías de gestión de almacén en un modelo de negocio.

¿Qué es almacén automático?

Para definir un almacén automático debes recordar las funciones básicas de estas instalaciones. Podríamos decir que es el conjunto de dispositivos tecnológicos y de sistemas de información (básicamente software y protocolos de comunicaciones).

Además de que garantizan una gestión autónoma del almacén por agilizar las tareas encomendadas, al tiempo amplían la seguridad monitorizada de los procesos.

Cuando hablamos de gestión de almacén nos estamos refiriendo a una gestión completa. Es decir, la que dirige y controla el ciclo de procesos por los que pasa un producto en este depósito logístico. La recepción, la asignación de un lugar para estar un tiempo y la recogida como parte de la operación de un envío.

Las funciones de generar nueva información, monitorear y verificar el buen funcionamiento del almacén corresponden al sistema de gestión de almacenes elegido para este fin. Es el motor del complejo logístico al suministrar una visión completa de la actividad y el poder de dirigir a distancia.

Características de los almacenes automáticos

Las características técnicas de los almacenes varían mucho de un sector a otro. Con todo, siempre se mantienen unas ventajas que aseguran el acierto de implantar cierto modelo con características comunes a los de automatización utilizados por la industria en general:

  • Promueven un abaratamiento general de los costes de actividad y la ampliación de las capacidades logísticas de la empresa.
  • Facilitan abordar tareas individuales de gran complejidad por apartarse de las pautas habituales.
  • Reducen los tiempos de espera para clientes y consumidores finales.
  • Minimizan el impacto de los errores humanos e incrementan la salud laboral de los empleados.

Los almacenes automáticos albergan una gran variedad de modelos, entre los que destacan: los carruseles verticales, los multicolumnas, los carruseles horizontales, los verticales de elevación, etcétera.

Algunos son muy habituales en grandes sectores del comercio y tienen acuñados nombres propios tales como:

Almacén automático para cajas

El elemento fundamental de esta arquitectura de almacén es la estantería con cajas o bandejas. La idea subyacente es que el producto esté accesible siempre para el operario. Se suele decir que el sistema dirige el producto al hombre, y no al revés.

La automatización se logra mediante sistemas de transporte y elevadores automáticos. También se maneja con un software integrado que dirige y controla los procesos así como la generación respectiva de nueva información.

Almacén automático para palets

Es una solución parecida a la anterior pero adaptada a materiales que deben ser almacenados y distribuidos en palets. Normalmente, consisten en productos que repiten unidades de peso uniformes. Muy típicos en algunas industrias como los materiales de construcción.

Almacén semiautomático y automático

Existe una gradación entre el almacén convencional y el almacén automático. Este punto medio los denominamos almacenes seminautomáticos. La nota distintiva de este modelo es la presencia indispensable de operarios humanos para realizar algunas labores básicas.

Pero a nivel del sistema de gestión de almacenes las diferencias solo están en el traslado de estas diferencias al software.

Los almacenes semiautomáticos tienden a producir bastantes errores a la hora de la emisión de pedidos desde el depósito. Por eso es habitual que se redupliquen algunas rutinas de control.

Almacén automático de bandejas

Están indicados para la industria que maneja productos de pequeño tamaño y que necesitan una clasificación resistente a la manipulación de unidades.

Los transelevadores son herramientas básicas para estos sistemas de almacén. Tanto para la versión automática como para la semiautomática.

Almacén automático para farmacia

El control sanitario de los medicamentos genera nuevas necesidades para los almacenes donde se almacenan. Para llegar con la suficiente rapidez y seguridad a las oficinas de farmacia, los gestores de estos centros llevan tiempo con una automatización generalizada de los depósitos de ámbito local.

Almacén automático horizontal

Los sistemas automáticos horizontales o “carruseles horizontales“, son habituales en sistemas logísticos donde las mercancías son de pequeño tamaño y alto precio.

Son sistemas rotativos. Por ello, funcionan como una cadena de transporte con la que es posible derivar un producto específico almacenado con una simple acción desde un control para operadores.

Son habituales tanto en soluciones semiautomáticas como automáticas. Una de sus ventajas es la actualización automatizada del inventario. Al tiempo, se crean packs de productos personalizados para cada necesidad de los clientes o consumidores.

Además, permiten optimizar el espacio de almacenamiento y preparar varios pedidos de forma simultánea.

Almacén automático vertical

Los sistemas automáticos verticales o “Shuttle vertical“, son ideales para cualquier sistema logístico. Ya que pueden almacenar prácticamente cualquier producto de forma ordenada y segura.

Los almacenes verticales trasladan el producto de forma automática al empleado utilizando un transelevador central. Entre sus ventajas destaca:

  • Mejora la gestión de stock.
  • Fácil identificación de productos.
  • Almacén más seguro y sin riesgos.
  • Ahorra tiempo en tareas de almacenamiento y recogida.
  • Maximiza el espacio del almacén.

Ejemplos de almacén automático

Los ejemplos de almacén automático son numerosos y recorren la mayoría de sectores comerciales:

Mercadona

El trabajo en la distribución minorista de alimentos en grandes superficies es muy exigente en rapidez de cobertura de existencias. Los riesgos asociados a la pérdida de valor alimentario por una deficiente manipulación está siempre presente.

En Mercadona la automatización potencia el control, minimiza los riesgos y acelera las operaciones. Ya lo utiliza en sus instalaciones para preparar los productos de refrigerado, congelado y alimentación seca.

Michelin

Las grandes instalaciones de logística son un arma de esta compañía frente a la competencia. Ya que almacenan y envían directamente los contenedores, al completo, con total seguridad. Agilizando el tiempo de carga y los flujos de distribución.

Por este motivo la innovación en instalaciones de gran altura con sistemas de transelevadores monocolumna son un intento de mantener la posición en el mercado de este conocido fabricante de neumáticos.

Porcelanosa

Para la logística de esta conocida empresa de materiales para la construcción, la solución ha estado en crear almacenes automáticos independientes. La distribución geográfica de los materiales en estado de almacenamiento permite una mayor flexibilidad en las tareas de carga y descarga.

Almacenes automáticos ventajas y desventajas

Las principales ventajas de un almacén automático quedan resumidas en las siguientes:

  • Rapidez de las operaciones.
  • Minimizan los accidentes laborales.
  • Precisión y seguimiento de las operaciones realizadas.
  • Incremento de la seguridad de las instalaciones y un menor gasto en personal.

No hay ninguna desventaja porque el futuro está en utilizar estas soluciones. Pero pueden aparecer inconvenientes puntuales:

  • Necesidad de adaptar acciones y usos habituales anteriores en la empresa.
  • Se requiere una preparación técnica para ajustar la actividad a cada negocio.
  • Altos costes de implantación del sistema de almacén. Aunque se consigue recuperar la inversión a corto plazo.

Conclusión

El almacén automático es un recurso muy valioso para la prosperidad de una empresa. Las tareas de adaptar una solución inteligente a cada negocio constituyen uno de los mayores retos para administradores y gerentes.

Son muchas las opciones que se pueden aplicar en el almacén, según la actividad y el tipo de productos con los que se trabajen. Unas instalaciones que junto con un Software SGA mejorarán la entrada, almacenamiento y salida de inventario, además, minimizarán los errores y eliminarán, casi por completo, los accidentes en los centros logísticos.

Cuando cambiar de un almacén tradicional a un almacén automático es la pregunta clave, todo depende del uso actual del almacén, los recursos y tecnologías utilizados, y, sobre todo, la estrategia a largo plazo de la empresa.

¡Consulta con nosotros y deja atrás las dudas!

Me interesa saber más

Para tener informaciones especificas en mi industría, rellenar los campos siguientes :
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.


Tagged as , , , , , , , , , , ,



Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *





Search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies