¿Qué es el transporte ferroviario de mercancías?

Written by on 11 febrero, 2020

Transportar mercancías en tren

El transporte ferroviario de mercancías es el que traslada bienes y productos en tren. Es uno de los más comunes en Europa. Transportar mercancías en ferrocarril es posible gracias a los llamados corredores de mercancías que atraviesan el continente. Estos corredores definen el modo en el que es posible contratar un envío de carga en tren con las ventajas del transporte ferroviario.

En Europa, la red ferroviaria se divide por estados. Cada compañía nacional administra la red de vías de tren y raíles de forma diferente. Hay que tener en cuenta la regulación de cada país para coordinar un envío entre estados diferentes.

El transporte de mercancías en ferrocarril en España representa el 5% del total. El porcentaje está por debajo de la media europea, que ronda el 19%. La Unión Europea se marca como objetivo para 2030 llegar al 30% de cuota para fomentar el desarrollo sostenible, y un 50% antes de 2050 para los viajes de más de 300 quilómetros.

Tareas pendientes en Europa

A pesar de la voluntad de la Unión Europea de potenciar el tren como medio para transportar mercancías, un informe especial elaborado por el Tribunal de Cuentas Europeo titulado “Transporte de mercancías por ferrocarril en la UE: todavía no avanza por la buena vía” advirtió que aún queda trabajo por hacer.

El Tribunal afirma que el ferrocarril es más respetuoso con el medio ambiente y emplea menos petróleo importado, pero no logra superar la competencia del transporte por carretera.

Trenes de carga y transporte intermodal

El transporte ferroviario de mercancías es posible gracias al tren de carga. Este tipo de tren está compuesto por una locomotora de gran potencia y unos vagones preparados para el transporte de carga. Algunos de estos trenes tienen dos locomotores para mover las toneladas de carga y superar las zonas con más desnivel.

Los trenes de carga – también conocidos como trenes de mercancías- utilizan estaciones o paradas situadas en los polígonos industriales cercanos a las ciudades, donde están más próximos a las empresas a las que dan servicio. A menudo se combina el transporte ferroviario por tren con el de carretera, una combinación que se conoce como transporte intermodal.

¿Qué tipo de mercancías transportan los trenes?

Los trenes son aptos para el transporte de la inmensa mayoría de mercancías. Es habitual ver trenes cargar mercancías a granel, materias primas sin procesar, minerales, materiales de construcción, productos, coches y otros vehículos. Hay que tener presente que el ferrocarril dispone de variedad de plataformas, cajas móviles y vagones adaptados a casi cualquier tipo de mercancía a granel y cargas especiales.

Otro factor a tener en cuenta es que el transporte ferroviario de mercancías peligrosas sólo estará autorizado si se respetaran obligaciones de seguridad. La regulación se recoge en el Reglamento Internacional sobre el Transporte de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril (RID) elaborado por la Unión Europea. Esta regulación persigue garantizar la seguridad de los trabajadores, de la ciudadanía y del medio ambiente.

Ventajas del transporte ferroviario de mercancías

Como toda clase de transporte, el ferroviario de mercancías tiene puntos a favor y en contra. Las principales ventajas son:

  • Alta fiabilidad y seguridad: el tren es uno de los medios de transporte más seguros. Sus accidentes son escasos y las averías son esporádicas y pueden ser solucionadas en poco tiempo. Una locomotora estropeada se sustituye rápidamente mientras que la avería de un buque en alta mar o de un avión puede tener peores consecuencias.

 

  • Alta velocidad en largas distancias: es la mejor opción para el tráfico de larga distancia. La velocidad del tren a largas distancias es mayor que cualquier otro modo de transporte, excepto la vía aérea. Esta rapidez implica la apertura de líneas como la del tren que une el centro de China con Francia. Esta línea tiene 12.000 kilómetros de distancia y el tren los recorres en 18 días cuando un barco tardaría al menos seis días más.

 

  • Adecuado para grandes volúmenes y pesos: el transporte de mercancías por ferrocarril permite trasladar toneladas de productos en largos recorridos. La capacidad de un tren es elástica y se puede ajustar sumando o eliminando vagones.

 

  • Barato: si se compara con otros tipos de transporte, es el más barato. Buena parte de los gastos de trabajo de los ferrocarriles son fijos. El transporte ferroviario es económico porque un conductor y un guardia son suficientes para transportar mucha más carga.

 

  • Contamina poco: el transporte en tren es el que menos contaminación genera y ayuda a descongestionar las carreteras. Disminuye las emisiones a la atmosfera y permite la reducción de la huella CO2.

Desventajas del transporte ferroviario de mercancías

Las principales desventajas de este tipo de transporte de mercancías son:

  • Costosas infraestructuras: el transporte por tren necesita infraestructuras costosas. Estas infraestructuras necesitan la inversión pública, un escenario que ralentiza su ejecución.

 

  • Poco flexible: las rutas y los horarios no se ajustan a los pedidos individuales. Esto limita las posibilidades del transporte ferroviario.

 

  • No adecuado para cargas pequeñas y distancias cortas: otros tipos de transportes son más competitivos para estas características del envío.

 

  • Falta de servicio puerta a puerta: como norma general es imposible ofrecer un servicio puerta a puerta si solo se usa el tren. Hay que recurrir al transporte multimodal para garantizar la entrega definitiva, lo que implica un incremento del coste.

 

  • Ancho de vías: España tiene un ancho de vía diferente al resto de países de Europa. Esto implica trasbordar las mercancías o utilizar vagones con ejes intercambiables con la pérdida de tiempo y gastos correspondiente.

Liberalización del sector del transporte ferroviario en España

El transporte ferroviario en España se liberalizó cuando se creó un espacio ferroviario europeo único. La Comisión Europea se marcó el objetivo de “fomentar el desarrollo de una infraestructura ferroviaria eficaz, establecer un mercado ferroviario abierto, suprimir los obstáculos administrativos y técnicos y garantizar condiciones de competencia equitativas frente a los demás modos de transporte”.

Ante la liberalización, Renfe se dividió en dos entidades: Adif, para la gestión de las vías, y Renfe-Operadora, para el transporte de mercancías y viajeros.

Liberalización pendiente de mejora

La liberalización no ha dado buenos frutos. Agentes del sector destacan que no hay separación real entre la administración de infraestructuras (ADIF) y el operador ferroviario mayoritario (RENFE).

Por otro lado, las empresas ferroviarias que se catalogan como “privadas” o casi privadas no tienen actividad, y las que la tienen pertenecen a operadores públicos de otros estados.

En este sentido, la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP) ha pedido aprobar un convenio entre Adif y el Gobierno para garantizar el futuro del transporte ferroviario de mercancías en España. El proyecto de futuro de Adif pasa por conseguir adecuar en los próximos diez años las tarifas a los costes directamente imputables al servicio ferroviario, en consonancia con las directrices de Competencia.

Gran eje ferroviario para unir Europa

A pesar de las ventajas del transporte ferroviario, aún queda mucho trabajo por hacer. Entre las tareas pendientes destaca la que lidera FERRMED, una asociación multisectorial empresarial nacida para presionar la unión de Europa de Norte a Sur mediante un corredor ferroviario.

Esta unión conectaría las zonas de mayor actividad económica y logística a través de un Gran Eje Ferroviario Rin-Ródano-Mediterráneo Occidental de mercancías.

El eje ferroviario que apoya FERRMED consiste en:

  • Formar un tronco principal: Estocolmo-Hamburgo-Coblenza.

Desde Coblenza, establecer dos ramales:

  • Ramal Oeste: Luxemburgo, Metz, Dijon, Lyon, Marsella, Barcelona y Algeciras por la costa española.

 

  • Ramal Este: Estrasburgo, Basilea, Berna, Milán y Génova.

El transporte en tren, una opción a tener presente

El transporte en tren es una alternativa con muchas ventajas y con margen de crecimiento en los próximos años. La posibilidad de realizar transportes masivos hace relevante su uso en el mundo del comercio internacional moderno.

Además, la Unión Europea está comprometida a potenciarlo y su bajo impacto ecológico refuerza su rol relevante a corto y largo plazo. La necesidad de complementarlo con otro tipo de transporte es su principal desventaja y obliga a recorrer a especialistas del mundo de la logística para asesorarse.

 

Me interesa saber más

Para tener informaciones especificas en mi industría, rellenar los campos siguientes :
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Tagged as , , ,





Search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies