¿Por qué es importante elegir el modo de transporte adecuado para las mercaderías?

Written by on 14 enero, 2020

La globalización ha roto fronteras y ha facilitado que la comunicación sea bidireccional, instantánea y a larga distancia.

Una de las consecuencias de este fenómeno, es que, a la hora de comprar un servicio o producto, el nivel de exigencia del cliente es mayor. Quiere poder disfrutar de su compra inmediatamente, con un coste menor y sin perder calidad. Es decir, la relación precio y servicio es de vital importancia para el usuario final.

Teniendo en cuenta que la globalización ha provocado que más empresas se internacionalicen, el nivel de competitividad en el mercado ha aumentado considerablemente. Por esto, es fundamental que la experiencia del cliente sea excelente. Para conseguirlo, es básico que el transporte de mercancías sea el más adecuado para cada caso.

Asimismo, para poder practicar comercio internacional, es necesario que los bienes recorran distancias muy largas para llegar a su destino de la forma más eficaz, segura y rápida posible.

El transporte en la logística

Para poder hablar del transporte en el mundo de la logística, primero es necesario aclarar qué es el transporte. El transporte es el proceso por el cual se traslada de un lugar a otro a una persona o cosa. También puede referirse al vehículo que se utiliza para llevar a cabo esta acción.

Para las empresas que se dedican al mundo de la logística, es de vital importancia saber con seguridad que el transporte de bienes o mercancías es eficiente. Si no fuera así, las mercancías, que, por ejemplo, utilizan el sistema de flujo tenso porque tienen una fecha de caducidad, se echarían a perder. No solo supondría una pérdida monetaria, sino que también de bienes.

Por otro lado, el transporte de este tipo de mercancías supone un ahorro de coste del espacio del almacén logístico.

Uno de los beneficios que también ha aportado la globalización, es la exportación e importación de mercaderías con otros países. Una buena gestión del transporte de mercaderías es fundamental para poder realizar estas acciones con éxito.

Modos de transporte logístico

Según el tipo de mercancía que se debe trasladar, es más recomendable utilizar un modo de transporte u otro. Si, por ejemplo, el flete (cantidad o volumen de bienes que se transportan) es escaso y el destino se encuentra en la misma localidad, es recomendable que el tipo de transporte de mercaderías que se utilice sea terrestre.

Hay que tener en cuenta los factores de producción que intervienen en el proceso de confección de los bienes, ya que, dependiendo del tipo de mercancía, prevaldrá más un tipo de transporte que otro.

Por ejemplo, el más adecuado para transportar grandes volúmenes de carga a granel, será el transporte marítimo, que cuenta con distintos puertos en los que se puede hacer este tipo de carga.

A continuación, procederemos a explicar los tipos de transportes logísticos que existen.

Transporte marítimo

Se calcula que aproximadamente el 80% de la mercancía a nivel mundial es trasladada por vía marítima. Aunque es uno de los modos de transporte de mercaderías más utilizados para realizar comercio internacional, también es el menos respetuoso con el medioambiente, ya que contamina el aire 3.500 veces más que el terrestre.

Antes de pasar a explicar las distintas modalidades que existen según el tipo de carga que se traslada, es necesario entender en que consiste el factor de estiba. Este, permite calcular el peso de una mercancía almacenada o trasladada en un contenedor, tanque o bodega con un volumen específico (1 tonelada de agua dulce ocupa 1 metro cúbico de volumen). Una vez aclarado este concepto, podemos diferenciar que tipo de buques existen según la carga que se tiene que transportar:

Carga general

Son los barcos que transportan un tipo de mercancía más básica, suele tratarse de carga seca. Asimismo, no son aptos para transportar contenedores.

Portacontenedores

Más del 50% del transporte de mercaderías marítimas utiliza este tipo de buques, ya que se encargan también de hacer el traslado del camión al barco y viceversa.

Petroleros

Son los buques que transportan el petróleo crudo a las refinerías para que sea tratado. Debido a su tamaño (pueden llegar a transportar más de 1 millón y medio de barriles), deben atracar en alta mar.

A granel

Son los que se utilizan para transportar cargas sueltas de metal, minerales… Al trasladar grandes volúmenes de materiales, es necesario utilizar buques de gran tamaño. Como hemos comentado anteriormente, el coste del transporte a granel depende de cuál sea el peso de la carga.

Frigorífico

Los contenedores que se utilizan en este tipo de transporte se caracterizan por ser frigoríficos. La mercancía que viaja en estos buques tiene una fecha de caducidad y necesita conservarse a una cierta temperatura. Por este motivo, es de vital importancia que la entrega del producto sea rápida. Un ejemplo de mercaderías que utilizan el sistema de transporte frigorífico son los productos frescos como la fruta y la verdura.

Gases licuados

Trasladan mercancía peligrosa (Gas de Petróleo Licuado (GPL) y Gas Natural Licuado (GNL)) con tanques esféricos con alta presión y bajas temperaturas. Para cargar y descargar la mercancía se necesita a personal con experiencia y maquinaria especializada.

Químicos

Cada tanque individual es capaz de contener un químico diferente, con la facilidad de que en un solo buque pueden viajar varios tipos de sustancias químicas. De este modo, se consigue ahorrar en costes de traslado, ya que en un solo viaje se pueden hacer una gran variedad de entregas.

Proyecto

Este tipo de barco es en el que se trasladan mercancías voluminosas o con un gran peso. Para facilitar su descarga en el puerto, suelen tener la capacidad de semi-sumergirse. Un ejemplo de mercadería que utiliza este sistema de traslado es el de otros barcos, maquinaria especializada…

Roll on / Roll off

El tipo de bienes que transporta este buque es de ruedas, es decir, que no es necesario realizar el proceso de carga y descarga. Además, cuenta con un gran portón por el que los vehículos que viajan en él puedan entrar y salir por su propio pie. Un claro ejemplo serían los camiones que transportan su propia carga, coches…

Transporte terrestre

En el ámbito nacional, la logística de medios terrestres genera un ahorro en tiempo y costes elevado. Aunque el coste sea superior al del ferrocarril, cabe destacar que, en España, el 95% de mercancías se transportan mediante carretera (camiones). Esto es debido a que en el transporte ferroviario se deben asumir una serie de riesgos añadidos, como el acople y desacople de los vagones durante el trayecto.

Transporte aéreo

Se caracteriza por la rapidez en la que se transportan los bienes. Aunque es el transporte que genera más gastos, también es en el que hay más avances tecnológicos a nivel de reducción de consumo de combustible.

Transporte multimodal

Este tipo de traslado de bienes se caracteriza por utilizar más de dos modos de envío o transporte. Es decir, combina, por ejemplo, el transporte marítimo con el transporte terrestre. Un ejemplo podría ser el de la fruta y la verdura, que primero es necesario que viajen en un buque frigorífico, y que después se distribuyan mediante transporte terrestre.

Responsabilidad con el medioambiente

A la hora de contratar un tipo de transporte de mercaderías para nuestra empresa, es necesario que primero estudiemos qué tipo de transporte es el más adecuado y respetuoso con el medioambiente para trasladar nuestros productos.

Como hemos podido ver a lo largo del artículo, existen riesgos a la hora de transportar mercancía, más con un tipo de transporte que con otro. De todos modos, para ser más respetuosos con el medioambiente y no contribuir al cambio climático, esta industria está llevando a cabo medidas reguladoras e iniciativas para reducir el impacto que tienen en el medioambiente.

  • En el caso de los buques petroleros, se está reduciendo el transporte de crudo con superpetroleros con el objetivo de disminuir las consecuencias en caso de accidente.
  • El proyecto ‘Europa en movimiento’ tiene como objetivo que las emisiones contaminantes causadas por el transporte de mercancías hayan bajado hasta un 70% en el 2050.
  • Sustitución del diésel por otros combustibles alternativos menos contaminantes. Con los avances tecnológicos y la aparición del coche eléctrico, a medida que avancen los años habrá más transporte de mercancías que utilicen este tipo de transporte.
  • Otra de las mejoras que se están llevando a cabo, es comprobar que los vehículos viajen con su capacidad de almacenaje Además de revisar que las rutas que se siguen son las más rápidas posibles.
  • Cada vez se están implementando más normas restrictivas que han ayudado a reducir la huella que deja el transporte de mercancías en el medioambiente.

 


Tagged as , , , ,





Search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies