¿Cómo es el envío de carga a un centro logístico?

Written by on 25 septiembre, 2019

La recepción de la mercancía en el centro logístico dentro de los plazos estipulados es el elemento clave del envío de carga, la manera en la que se distribuyen los productos de un punto a otro de forma segura y rentable.

En este artículo vamos a profundizar sobre el término envío de carga y sus características, las distintas modalidades de transporte de carga y finalmente la importancia que tiene la implementación de un SGA en la optimización de este proceso.

¿Qué es el Envío de Carga?

El envío de carga es el proceso de transporte físico de grandes cantidades de mercancías a través de tierra, mar y aire. El flete se ordena y carga a través de palets y cajas para posteriormente ser trasladado mediante uno o varios medios de transporte hasta el centro logístico.

Los modos de envío de carga que se utilizan mayoritariamente son los de carga parcial LCL y carga completa FCL, como veremos en los próximos puntos.

Tipos de transporte para el envío de carga

Los medios de transporte frecuentemente utilizados en el transporte de mercancías son camiones y ferrocarril, barcos y aviones.

Transporte terrestre

El transporte terrestre se desarrolla mediante carretera o por vías férreas. El envío de carga en ferrocarril es poco costoso y cuenta con la ventaja añadida de tener un fácil acceso hasta el centro de las zonas urbanas.

Los trenes son utilizados para cargas intermodales, combinación de transporte ferroviario y por carretera, grandes y pesadas. A pesar de contar con un tiempo de carga y descarga rápido, el tránsito de mercancías no tiene preferencia ante el tráfico de pasajeros, y puede generar retrasos.

El transporte por carretera con camiones es una opción económica y disponible para cualquier envío de carga. En trayectos largos, el tiempo de tránsito es lento pero merece la pena por los costes que supone frente a otros tipos de transporte.

Transporte Marítimo

El transporte marítimo es la solución menos costosa y que mayor facilidades otorga para el envío de carga. Es perfecta para mercancías que no necesitan un rápido tiempo de entrega, y debido a la gran capacidad de los buques permite transportar un alto volumen de carga a unos precios competitivos.

La principal desventaja es la aparición esporádica de factores climáticos que pueden impedir la navegación marítima.

Transporte Aéreo

Es el modo de envío de carga más rápido, y su uso se corresponde con aquellas mercancías que deben recibirse y cumplir los plazos establecidos. Es la mejor opción para envíos que se realizan con un plazo de entrega muy estrecho.

El principal inconveniente es el alto coste que supone su envío, ya que las dimensiones y el peso adicional de las aeronaves son limitados. Otro aspecto a tener en cuenta es el impacto directo que tienen las condiciones climáticas adversas sobre el transporte, que puede causar retrasos en la entrega.

Cuál es el coste del envío de carga

El coste del envío de carga viene determinado por múltiples aspectos como: dimensión, modo de transporte, peso, tiempo, tipo de embalaje o clase de carga.

Decidir la empresa de transporte que se encargue del envío es vital para la supervivencia de la empresa, en el momento de negociar las tarifas hay que tener en cuenta factores que pueden influir en esta decisión como el precio de los carburantes, el lugar de entrega.

Los software de gestión de almacén con un módulo de envío de carga, permiten reunir toda la información necesaria para conseguir un coste muy próximo al real y tener una base para realizar las negociaciones.

Cómo preparar la carga para el envío

Para ahorrar un recurso tan valioso para el transporte, como es el tiempo, es imprescindible que la carga esté completamente preparada para su envío antes de la llegada del transportista. Dependiendo del tipo de carga estará paletizada o no paletizada. Se tienen que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Elegir un palet con el tamaño adecuado para que la carga no sobresalga, que sea resistente y tenga puntos de entrada para mejorar su manejo durante el proceso de carga y descarga sin ocasionar daños.
  • Si la mercancía se apila en cajas es necesario que los cartones sean nuevos para mejorar su resistencia, maximice el espacio y coloque materiales que protejan las cajas que estén separadas entre sí. Además, es primordial distribuir de manera uniforme el peso de la carga para evitar caídas.
  • Si el transporte es no paletizado se requiere una mayor protección en bordes, una mayor amortiguación del material interno y el uso de recipientes recios que soporten un gran peso. También, un sellado efectivo de cierres y costuras.
  • Incluir información completa sobre remitentes y destinatario para que el envío llegue hasta el destino sin ningún inconveniente.
  • Asegurar el flete con correas, bandas o envoltura para mantener todas las piezas juntas.

¿En qué consisten las modalidades LCL y FCL?

Al realizar un envío de carga por transporte marítimo o terrestre queremos explicarte que existen dos modalidades: LCL y FCL. La modalidad LCL se corresponde con las siglas en inglés Less Container Load. En español esto quiere decir “menos que un contenedor”. Por su parte, la modalidad FCL se corresponde con las siglas Full Container Load. Esto quiere decir “un contenedor completo”.

Envío LCL

La diferencia entre ambos tipos de envío es el espacio que ocupa la mercancía dentro del contenedor. En el primer caso, un envío LCL tiene ciertas implicaciones. La mercancía enviada ocupa menos lugar que el espacio de un contenedor completo. Esto quiere decir que dicho contenedor ha de ser compartido con otros envíos. Dentro de dicho contenedor viajarán otras mercancías de diferentes proveedores.

Sabemos que la logística en este caso es más complicada. Se requiere de mayor cuidado en los procesos de preparación y coordinación. Esto garantiza que no haya ninguna incidencia. También que llegarán al destinatario dentro de los plazos estipulados.

Envío FCL

En cambio, la modalidad de envíos FCL es diferente. Aquí la mercancía ocupa la totalidad del espacio dentro del contenedor. Como resultado solo un proveedor pude utilizar dicho espacio. Con esta modalidad tenemos un mayor control sobre el tiempo del envío. E incluso puede resultarte más económico si la mercancía a transportar es muy grande o voluminosa.

Un envío FCL puede ser la mejor opción en cuanto a logística y costos en algunos casos. Por ejemplo, si se trata de un envío superior a 10 palés de medida estándar. También, si los tiempos requeridos para el envío son ajustados. O si se requieren mayores medidas de seguridad en el manejo de la mercancía. Por nuestra experiencia sabemos que es muy utilizado por empresas de producción en cadena.

Carga consolidada o LTL

Los envíos de carga consolidada son envíos de tipo terrestre. Estos se efectúan desde un puerto, aeropuerto o terminal de transporte. En estos envíos la mercancía a transportar no ocupa la totalidad del espacio disponible dentro de un camión. Esta modalidad de envío permite un ahorro de costos en cualquier parte del mundo. Esto es porque al compartir el camión con otras mercancías el transporte resulta más económico.

Conocemos la logística a aplicar en este caso, porque estos envíos requieren de una mayor organización. En este caso es necesario clasificar correctamente la mercancía a transportar mediante una cadena de suministro. Esto se hace para conseguir que una ruta cubra varios destinos de entrega.

Una de las ventajas es que se aprovechan rutas y tiempos ya establecidos. Así se puede aportar una gran facilidad de comercialización a una empresa pequeña. También permite ofrecerle un mejor servicio al cliente final. Esto es porque se aumenta la frecuencia de los envíos disminuyendo así el tiempo de los mismos.

Es idóneo si necesitas realizar envíos de entre 50 kilos a 5 toneladas y media. También si ocupan un volumen de entre 1 a 6 palés. Además brinda la posibilidad de una economía de escala. Y aporta una reducción de tiempo dedicado a los procesos de abastecimiento y producción. Esto es gracias a que se cuenta con la mercancía a transportar previamente.

Otra ventaja de este tipo de envíos es que se pueden utilizar menos controladores. Además permite atender los requerimientos de un mayor número de empresas.

Ejemplo de Carga Consolidada

Un ejemplo de envío de carga consolidada es un camión que recoge la mercancía de varias empresas del sector terciario. Sabemos que generalmente tanto empresas que trabajan por internet como multinacionales solicitan esta modalidad. También empresas que se dedican a la importación o exportación, como una tienda en línea.

Carga Desconsolidada

La desconsolidación de carga consiste en desagrupar mercancías. Estas deben haber sido consolidadas previamente en un mismo documento de transporte. Esto quiere decir que todos los productos que conforman este envío deben ser entregados a diferentes destinatarios. Por eso se requiere que cada embalaje presente un documento individual de transporte.

Por tanto, la carga desconsolidada es la división de un envío muy grande. Este procedimiento lo realizamos generalmente en centros de distribución o en un almacén por un ingeniero. También en instalaciones que cuenten con tecnología para la desconsolidación y posterior traslado de la mercancía. La mercancía es luego entregada a los destinatarios o enviada a centros de distribución.

Para este procedimiento trabajamos mucho la logística y organización. Los contenedores entrantes son vaciados de toda la mercancía que contienen. Esta mercancía debe volver a combinarse en otros medios de transporte, generalmente terrestres. Previamente se clasifican por la ruta de destino de cada uno de los camiones.

El uso de un centro de desconsolidación supone muchas ventajas para los clientes. Sirven como reducción de las existencias de inventario. Aportan seguridad en la cadena de distribución y de suministro. Además mejoran mucho la asignación de inventario. Ocurre así porque se basa en datos y previsiones de demanda que están siendo siempre actualizados.

El tiempo de llegada se reduce bastante porque se realiza una organización exhaustiva. Esto permite que todos los envíos lleguen en el tiempo estipulado al destinatario. Todo esto supone eficiencia en el servicio ofrecido al cliente.

Ejemplo de Carga Desconsolidada

Un ejemplo de carga desconsolidada, o desconsolidación es el que se produce cuando se recibe un contenedor en puerto. Este contenedor debe ser vaciado obedeciendo a un protocolo logístico. Esto permite que toda la mercancía sea clasificada, reordenada y reagrupada posteriormente. Así se embarca dentro de los camiones que se encargarán de la distribución de dicho envío.

Conclusión

Existen diferentes modalidades de envíos adaptados a las necesidades de muchas empresas diferentes entre sí. Antes de contratar estos servicios, debes tener en cuenta factores como el tipo de mercancía que necesitas enviar. También los tiempos requeridos para que la mercancía llegue a su destino.

Otro punto importante a considerar son los costos de la carga. Por ello debes tener muy en cuenta qué tipo de envío es el que mejor se ajusta. Es fundamental contratar para ello los servicios de empresas reconocidas y profesionales.

Por último, debes confiar en Sistemas de Gestión de Almacenes (SGA) que permitan aliviar el estrés de elegir la mejor opción para realizar el transporte de carga. Estos módulos especiales permiten optimizar este proceso, conseguir mejores tarifas y conseguir que el envío sea exitoso.

Me interesa saber más

Para tener informaciones especificas en mi industría, rellenar los campos siguientes :
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Tagged as , , , , , , , , ,





Search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies